Iluminado por la ciencia

La oxidación celular, el principal proceso del envejecimiento de la piel

Resources\Visuels\V4\Headers\Articles\INT\v_header_article_default.jpg

El principal proceso del envejecimiento de la piel, el estrés oxidativo, daña las células de la epidermis y de la dermis y contribuye a su degeneración.

El estrés oxidativo debilita las células

1.6-A-la-lumiere-de-la-science-#1_illu-1

Nuestro medio ambiente, la polución, la radiación solar y el humo del tabaco generan radicales libres en la piel que pueden ser destructivos con distintos niveles de gravedad. Las proteínas (colágeno, elastina), los lípidos de la membrana celular y el ADN se pueden dañar, lo que provocaría alteraciones que podrían ir desde el envejecimiento prematuro al cáncer. Por tanto, necesitamos protegernos de ellos.

Evitar el estrés oxidativo, una de las causas del envejecimiento

La aplicación de un producto antioxidante y/o antiradicales en la piel es recomendable. Estos antioxidantes y antiradicales presentan distinta naturaleza pueden ser  moléculas (ej. Vitamina C, vitamina E, polifenoles, etc.), enzimas (SOD, GPx.SH, Catalasa, etc.) u oligoelementos (selenio, cobre, zinc, etc.). La radiación solar - en particular la radiación UVA - que recibimos a diario juega un papel importante en el proceso de envejecimiento, ya que es capaz de inducir la formación de  radicales libres. Los tratamientos diarios que incluyen un protector solar son altamente recomendables.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pin

Recommended for you

See all articles