Volver a laroche-posay.com
Save your skin

Aprende todo sobre el cáncer. Adopta buenos hábitos


\\SRV-PUBLIC-2015\Applications\Site-LRP-Inter-V4\Maquettes\online\includeV4\images-dyn\saveyourskin

Cáncer de piel: ¿qué es?


Hay tres tipos de lesiones:

  • Queratosis actínica y queratosis solar: Son lesiones muy comunes y no son cánceres de piel. Son parches escamosos ásperos al tacto y que tienden a reaparecer en la superficie de la piel. Aparecen tras la exposición repetida y prolongada al sol. Indican que la piel ha perdido su habilidad natural para protegerse del sol y los rayos UV. Algunas pueden provocar el desarrollo de cáncer de piel.
  • Carcinoma: Representan el 90% de los cánceres de piel y su mayor causa es la exposición al sol frecuente y repetida durante la edad adulta. Pueden tratarse si se detectan rápido, ya que crecen despacio. Ya que los carcinomas se sitúan habitualmente en el rostro, la detección tardía puede provocar antiestéticas cicatrices. Por lo tanto, es esencial consultar a un dermatólogo si tenemos alguna duda.
  • Melanoma: Un tumor maligno. Este es el tipo más peligroso de cáncer de piel porque puede poner en peligro la vida del paciente. Aparece como resultado de exposiciones cortas pero intensas al sol, como las que causan quemaduras. En piel sana, tiene la forma de puntos marrones o negros. Y en el 35% de los casos, se produce en un lunar. Si se diagnostica en el primer estadio de desarrollo, puede curarse completamente con tratamiento médico. Si descubres alguna lesión sospechosa, es esencial consultar a un dermatólogo.

Rayos UV artificiales: ¿Una forma segura de broncearte?

El bronceado natural es un mecanismo de defensa contra los rayos UVB. Las camas de bronceado, sin embargo, usan los indoloros e insidiosos rayos UVA. Los rayos UVA que producen bronceado artificial son los responsables del envejecimiento prematuro de la piel y aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de piel.

  • Facebook
  • Twitter
  • >Pin

3 pasos para protegerse contra el cáncer